Según la Oficina de Estadísticas Laborales, en el primer mes del año se crearon 517.000 puestos de trabajo en ese país.

La tasa de desempleo en Estados Unidos bajó una décima en enero y se situó en el 3,4 %, según datos publicados este viernes por la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, en inglés).

En el primer mes del año se crearon 517.000 puestos de trabajo, 294.000 más que durante diciembre, en un momento en el que se observan de cerca los posibles efectos sobre el mercado laboral de las subidas de tipos de interés que ha llevado a cabo la Reserva Federal.

Se trata de una cifra que está muy por encima de las expectativas, que sobrepasa el promedio de creación de empleo en 2022 (401.000 nuevos puestos) y que deja el número de desempleados en los 5,7 millones.

Con la bajada de enero, son cuatro los meses consecutivos de caída en la tasa de desempleo. Leer más.