Varios líderes de ‘ventures capital’ ven a Colombia como uno de los mercados más importantes de la región para invertir. Piden simplificar procesos.

En el último año, las startups han pasado por un periodo donde conseguir capital cada vez es más retador. El auge del 2020 al 2022 que apalancó una de las olas más importantes de emprendimientos bajó su ritmo, esto por influencia de los efectos macroeconómicos que ha tocado a todos los sectores de la industria.

No obstante, Colombia sigue siendo uno de los favoritos a la hora de invertir. Así lo dejaron ver inversionistas de capital privado en el South Summit desarrollado en Brasil y coorganizado por IE University, los cuales destacaron a los profesionales, la creatividad y el enfoque tienen los nuevos proyectos en el país, sobre todo después de éxito de Rappi.

Por ejemplo, Santiago Fossatti, partner del venture capital Kaszek, dijo que tiene la mira en el país, y actualmente invierte en 10 compañías en Colombia entre las que destacó: La House, Minka, que es la que hace Transfiya, Gopass, app de movilidad en Colombia, y quiere ir por más.

“Tenemos un portafolio de buenos gustos. Considero que hay excelentes emprendedores en Colombia, y es un mercado muy interesante, muy innovador, donde varias plataformas han ganado atracción muy rápido, creo que realmente es un mercado donde hemos invertido mucho recientemente, están las noticias y pensamos continuar invirtiendo mucho en los próximos años”, explicó Fossatti.

Destacó que actualmente tienen más de 1,3 millones de dólares para invertir en los próximos años en tecnología en Latinoamérica y esperan que parte de este dinero se destine a Colombia.

“Realmente estamos viendo excelentes compañías con muy buenos equipos, con muy buenas métricas, creando productos. Los consumidores están adaptando de una forma muy rápida, entonces realmente creo que es un momento muy propicio”, dijo a Portafolio.

A su turno, Hugo Mardomingo, partner de All Iron Venture, mencionó que si bien Latinoamérica no es su nicho, considera que los emprendimientos en la región, en los que destacó a Colombia, deben encontrar mercados que tengan suficiente profundidad para la venta de las empresas.

“Durante los últimos años se ha hecho un muy buen trabajo en crear talento emprendedor de nueva generación, se ha hecho mucho trabajo por parte de fondos como Kasek, por incentivar y financiar ese crecimiento. Ahora toca la tercera parte, que es cómo conseguir que esas compañías trasciendan a esa fase de inversión y puedan seguir durante los siguientes años. El caso de Brasil creo que es un muy buen ejemplo y que es un mercado donde se pueden hacer muchas ventas. Creo que otros países están todavía un poquito por detrás de eso”, dijo.

Sobre este punto, Gabriela Macagni, managing partner de Matterscale Ventures, que tiene negocios en el país, señaló que Colombia puede ser un excelente mercado para arrancar, pero es necesario que las startups se expandan y eso buscan a la hora de fondear.

“Nosotros somos inversores. Un emprendimiento nace en Colombia, es un excelente lugar para nacer, pero es muy poco probable que sea suficiente para crear una compañía lo bastante grande. Casi un 20% de nuestro portafolio es de founders colombianos, pero esos founders colombianos están construyendo de manera regional o global”.

A esto, Sacha Spitz, managing partner y cofundador de Newtopia VC, sugiere apuntar “al mercado colombiano, pero rápidamente buscar cómo expandirse a países como México, Brasil o Estados Unidos o de manera global, dependiendo de qué tipo de producto están construyendo”.

Considera que el mercado interno solo le permite a emprendimientos mantenerse en países como Brasil por su dimensión. Los demás, deben trabajar en procura para expandirse.

“Veo un talento tremendo en Colombia, tanto de la parte de negocios como técnica. Creo que los casos de éxito del último tiempo también han desarrollado talento porque han trabajado en esa escalabilidad de esas compañías y además inspiración a nuevos fundadores que se animen a construir algo gigante”, agregó Spitz.

Destaca que gracias a la colaboración dentro del ecosistema (entre los unicormios), es mucho más apetecible fondear proyectos pues cuentan con aliados estratégicos.

“Lo que le falta a Colombia es capital local que se aloque al mundo de venture. Todavía falta ese gran paso”, comentó.

Todos consideran que si bien este año será un bueno para la inversión en el país, será difícil llegar a niveles del 2019.

“Las estadísticas de la Asociación Latinoamericana de Venture Capital dicen que se invierte más o menos 4 mil millones de dólares por año en startups en la región. Creo que ese es un número que nos parece que va a continuar en el futuro y va a continuar creciendo. Va a ser difícil que vuelva a los niveles de 2021 en el corto plazo, pero para 2024 estamos muy optimistas”, agrega Fosatti.

Por tal motivo, los emprendimientos deberán seguir estando a la vanguardia para ser atractivos a la hora de necesitar fondeo.¿Cómo atraer más capital al ecosistema?

A nivel gobierno, el partner de Kaszek considera que el principal mensaje es reducir la burocracia, lo que facilitaría abrir una empresa, pues esto atrae capital.

“Hacer más fácil la contratación, creo que todo lo que tenga que ver con crear un ambiente favorable para negocios ayuda mucho al proceso de innovación. Sin duda, después de Brasil y México, creo que Colombia es probablemente el tercer mercado más interesante de la región”, menciona.

Además, los especialistas agregan que es necesario, a nivel interno, que las empresas busquen aliados estratégicos a la hora de trabajar. Así mismo, hacen un llamado al Gobierno para invertir en educación y fomentar la inversión en las ‘empresas del futuro’.

PAULA GALEANO BALAGUERA
PORTAFOLIO

Publicado en Portafolio

Ver artículo original