La autoridad monetaria de Estados Unidos suavizó ayer en 50 puntos básicos el alza de la tasa de interés. Aún están lejos de finalizar el proceso.

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) volvió a subir ayer las tasas de interés en el país, con el fin de controlar la histórica inflación, aunque en esta ocasión lo hizo en un contexto completamente diferente.

La Fed cumplió con las expectativas del mercado y relajó su política hawkish. La entidad monetaria subió en 50 puntos básicos el dato de referencia.

“El Comité tendrá en cuenta el endurecimiento de la política monetaria”, así como los efectos rezagados de la misma sobre la actividad económica, financiera y la inflación, dijo la entidad tras el anuncio de la decisión. Un mensaje que se asemeja al entregado en la pasada reunión. Leer más.