Algunas de las materias primas que exporta Colombia, en las que también se incluye jugo de naranja, han alcanzado un repunte.

Las dinámicas de los commodities mundiales siguen al alza. Colombia, por ejemplo, es un tomador de estos precios.

Materias primas como el cacao, por la contracción de la oferta en África desde 2021, han tenido repuntes a precios históricos en la Bolsa de Nueva York. El viernes terminó rondando los US$6.300 la tonelada.

El azúcar, otro producto de exportación de Colombia, también tocó máximos no vistos desde hace 15 años, y el oro alcanzó los US$2.042.

¿Qué pasa con el cacao?

Las fuertes sequías que está atravesando África, el responsable de 80% de la producción mundial cacaotera, tienen a todo el mundo en déficit de oferta desde 2021. Y esto, precisamente, llama la atención. Expertos explican que este cultivo afectará a los más pobres. Javier Blas, columnista de opinión, atribuyó al cacao como “un cultivo de pobres”. Esta afirmación ilustra el dilema arraigado en la industria: la dependencia de millones de agricultores en la región para su subsistencia, mientras que los precios insuficientes impiden una inversión adecuada en las plantaciones.

A diferencia de otros cultivos agrícolas, el cacao ha resistido la transformación en una empresa de plantación. Para Blas, los bajos precios históricos no justificaban la inversión en la expansión de las plantaciones, priorizando en su lugar el comercio de granos y la fabricación de chocolate. Sin embargo, esta falta de inversión ha alcanzado un punto crítico en medio de una creciente demanda global de chocolate.

LOS CONTRASTES

  • Gustavo GómezPresidente de Asoexport“Como todos los cafés están metidos en el Contrato C, que es en el que cotiza el de origen en Colombia, los diferenciales de los granos varían por la calidad de cada uno”.
  • Eduard BaqueroPresidente de Fedecacao“Colombia es un pequeño productor de cacao. Al año producimos 60.000 toneladas, y muchas son para el consumo interno. Hace casi 20 años duplicamos la producción”.

¿Y Colombia?

Eduard Baquero, presidente de Fedecacao, dijo que Colombia es un pequeño productor de cacao. Genera 60.000 toneladas al año, y muchas son para el consumo interno. Sin embargo, han subido los cultivos, y Colombia se ha vuelto el décimo productor del mundo. “Hace 17 años producíamos 30.000 toneladas, importábamos 12.000 y exportábamos 1.300. Ahora, Colombia pasó de 30.0000 a 60.0000 toneladas”, explica el directivo cacaotero.

Las empresas alertan

Hershey’s, una de las empresas de chocolate más antiguas en Estados Unidos, dijo que el incremento histórico en los precios del cacao limitará el crecimiento en ganancias.

Por otro lado, el contrato de futuros del azúcar se negocia actualmente a 19,94 centavos de dólar por libra en el mercado estadounidense. La previsión para los próximos años es que el precio por kilogramo siga aumentando hasta los US$0,46 en 2024.

El oro al alza

Los bancos centrales a escala mundial han estado comprando oro en niveles sin precedentes, especialmente los de China, Turquía e India. El ritmo de esta tendencia se ha acelerado. Con el fin de diversificar sus participaciones en divisas y reducir su dependencia del dólar estadounidense, han ido aumentando sus reservas de oro en los últimos 13 años.

El Consejo Mundial del Oro (WGC por sus siglas en inglés) explica que la cantidad total del metal demandado por los bancos centrales en 2022 y 2023 ha superado todos los totales anuales desde 1967 con 673 toneladas.

Los bancos centrales compraron cerca de 400 toneladas de oro durante el tercer trimestre de 2022, lo que supone un gran incremento. El Consejo Mundial del Oro mantiene datos de este sector desde 2000, y esta cantidad de demanda es más del doble del récord anterior, establecido en el tercer trimestre de 2018.

El jugo de naranja, por ejemplo, es otro de los productos que se exportan desde Colombia, y también ha repuntado a máximos históricos, llegando a US$380 por tonelada. Otras materias primas, que venían de máximos históricos en 2022 y 2023, como la soja, el maíz y el trigo, ya empezaron su senda a la baja.

En noviembre, por ejemplo, el precio del trigo cae hasta mínimos contractuales, mientras que el maíz bajó 2%. El trigo, en la Bolsa de Chicago, cayó 2,7% a US$5,6175 el bushel. El maíz bajó 1,7% a US$4,555 por bushel tras hundirse a US$4,5375

¿Y el café?

El café cotiza en bolsa en un contrato especifico que se llama Contrato C. Este no solo cotiza el origen colombiano, sino cotiza para Brasil, Honduras, Perú, etc.

“Todo esto se rige por oferta y demanda, hay unos actores que son los compradores, otros que son especuladores, como los fondos de inversión o los inversionistas, y esto, por ende, hace que sea un contrato de mucha liquidez”, explica Gustavo Gómez, presidente de la Asociación de Exportadores de Café.

Publicado en La República / Agronegocios

Ver artículo original