La ponencia aprobada en las comisiones legislativas respecto a la reforma tributaria que le permitiría al gobierno obtener 22 billones de pesos, enciende unas alertas sobre algunos aspectos que suponen una carga desproporcionada, excesiva, para el sector productivo, que pueden debilitar el tejido empresarial del país y desestimular la IED.   

“Si el sector privado no es productivo tampoco podrá aportar al Estado los recursos que necesita y se verá en aprietos hacia el futuro. Instamos a una reflexión urgente, profunda y sensata, con un llamado al Gobierno y al Congreso a que convoquen a un diálogo con los distintos sectores productivos del país para escuchar los argumentos, mirar opciones y lograr establecer acciones que permitan los objetivos de todos”, señaló la presidenta ejecutiva de AmCham Colombia, María Claudia Lacouture.  

Adicionalmente mencionó que no podemos dejar de hacer un llamado sobre el momento histórico de Colombia, el alto riesgo para su estabilidad inversionista y la capacidad productiva de las empresas nacionales y extranjeras que han contribuido con el desarrollo del país, la creación de empleo y la reducción de la pobreza. Leer más.