Las economías que menos gravan los combustibles suelen tener los costos más bajos, pese al aumento de los precios del petróleo. La guerra en Ucrania ha dejado varias consecuencias económicas en todo el mundo, una de ellas es el alza en los precios de la energía y, especialmente, del petróleo. Continua leyendo aquí