Washington ordenó el sábado a la mayor parte del personal de su embajada que abandone inmediatamente Ucrania. Estados Unidos dijo que la vía diplomática seguía abierta para poner fin al enfrentamiento con Moscú por Ucrania, pero afirmó que el riesgo de una acción militar rusa era lo suficientemente alto como para justificar la retirada del personal de la embajada estadounidense de Kiev.