El reporte de la Universidad de Michigan superó la mediana estimada de 68 en una encuesta de economistas de Bloomberg. La confianza del consumidor estadounidense aumentó a principios de diciembre más de lo previsto gracias a una mejora de las perspectivas económicas, aunque las preocupaciones sobre la inflación continúan pesando sobre los hogares.