El reporte anual pone atención al aumento de posiciones estadounidenses en acciones y bonos del país asiático en los últimos años. Una comisión gubernamental de Estados Unidos pidió ejercer mayor control sobre los flujos hacia el mercado de capitales de China, en una jugada que de ser aprobada, tendría profundas implicancias para los gestores de capitales y proveedores de índices.