Las compras de bienes y servicios, no ajustadas a las variaciones de los precios, aumentaron 1,3% tras un incremento de 0,6% en septiembre. Los gastos personales en Estados Unidos registraron en octubre el mayor aumento frente al mes anterior desde marzo, mientras que una medida de inflación muy observada anotó el mayor incremento anual en tres décadas.

Continuar leyendo aquí.