Cerca de 160 embarcaciones están esperando para ingresar al complejo portuario de Long Beach y Los Ángeles, en Estados Unidos. La temporada de tormentas está llegando a las costas del sur de California y eso podría empeorar aún más los cuellos de botella de la cadena de suministro global. Cerca de 160 embarcaciones están esperando para ingresar al complejo portuario de Long Beach y Los Ángeles, algunos portacontenedores de gran tamaño que transportan hasta medio millón de toneladas de todo, desde bienes de consumo hasta insumos de fábrica.
Continuar leyendo aquí.