Además de ofrecer una protección a quien los contrata para evitar un impago, sirven también como mecanismo de análisis de riesgo para el mercado. Pedro Fernández, propietario de una empresa del sector Agroexportador en Palmira, Valle del Cauca, notó el riesgo al que se expondría al realizar una venta importante de semillas y fertilizantes a crédito a un comprador radicado en el exterior. 

Su preocupación consistía en cuál sería su garantía al realizar dicha venta y quién podría responderle por la misma, en caso de presentarse una mora en el pago, o en el peor de los escenarios, un impago definitivo que le generara a su negocio una crisis inminente.

Continuar leyendo aquí.