Según el Departamento de Trabajo, el valor general aumentó 0,7% el mes pasado, y el alza fue de 1,8% excluyendo automóviles. Las ventas minoristas en EE.UU. aumentaron inesperadamente en agosto, ya que un repunte en las compras en la mayoría de las categorías compensó con creces la debilidad de los concesionarios de automóviles, lo que muestra la resiliencia de la demanda de productos por parte de los consumidores.

El valor las compras menoristas en general aumentó 0,7% el mes pasado, tras un descenso revisado a la baja de 1,8% en julio, según cifras del Departamento de Comercio. Excluyendo los automóviles, las ventas crecieron 1,8% en agosto, la mayor alza en cinco meses.

La estimación media de una encuesta de Bloomberg a economistas proyectaba una disminución de 0,7% en las ventas minoristas totales, con proyecciones que oscilaron entre una caída de 3,3% y un aumento de 1,1%.

Continuar leyendo aquí.