La producción industrial de Estados Unidos aumentó un 0,9% desestacionalizado en julio, de acuerdo con información de la Reserva Federal, siendo el ritmo más rápido desde marzo y con una tasa revisada del 0,2% en junio, evidenciando un comportamiento positivo tras la estimación de 0.5% realizada por diversos agentes del mercado. Aproximadamente la mitad del incremento de la producción de las fábricas se debe a un alza del 11,2% en los vehículos de motor y sus componentes, en atención a que varios fabricantes de vehículos redujeron o cancelaron sus cierres habituales de julio. Pese al aumento del mes pasado en los ensamblajes de vehículos, continuaron las limitaciones por causa de la persistente escasez de semiconductores, mientras que la producción de vehículos de motor y piezas fue aproximadamente 3.5% inferior a su reciente pico en enero de 2021.
Continuar leyendo aquí.