El valor de las adquisiciones en retail disminuyó 1,1% el mes pasado, por encima de las estimaciones realizadas por los analistas. Las ventas minoristas en Estados Unidos cayeron más de lo previsto en julio, lo que coincide con un cambio constante en el gasto hacia los servicios e indica que los consumidores podrían estar más sensibles a los precios a medida que aumenta la inflación.

El valor de las compras minoristas en general disminuyó 1,1% el mes pasado, tras registrar un aumento revisado al alza de 0,7% en junio, según cifras publicadas el martes por el Departamento de Comercio. La estimación media de los economistas encuestados por Bloomberg era de una caída de 0,3%. Si se excluyen los automóviles, las ventas disminuyeron 0,4% en julio.

Continuar leyendo aquí.