Las solicitudes semanales de subsidio por desempleo volvieron a subir en Estados Unidos, lo que contradice las previsiones de los analistas y es una señal de que el mercado laboral sigue inestable, según datos publicados el jueves por el Departamento de Trabajo.

Entre el 27 de junio y el 3 de julio, 373.000 personas solicitaron prestaciones por desempleo, un incremento de 2.000 respecto a la semana previa, cuyos datos también fueron revisados al alza (+7.000).

Continuar leyendo aquí.