Perú, que está experimentando un aumento en los costos de endeudamiento a largo plazo, podría decidir tomar el mismo camino

Fue un momento de triunfo para Colombia. Una década después de obtener el estatus de grado de inversión y cuando sus bonos locales entregaban uno de los mejores retornos del mundo, el país vendió sus primeros bonos en pesos a 30 años a tasa fija. Los inversionistas no pudieron obtener en septiembre todos los que hubiesen deseado debido a que las órdenes duplicaron los US$1.300 millones en oferta.

Continuar leyendo aquí.