La Corte Suprema rechazó el jueves una impugnación a la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio, la tercera vez que ha preservado la ley de atención médica de 2010.

Texas y otros estados de tendencia republicana, respaldados por la administración Trump, buscaron derogar la ley por argumentos técnicos después de que el Congreso redujo a cero la multa fiscal por no tener seguro médico. La decisión 7-2 del jueves , escrita por el juez Stephen Breyer, encontró que ninguno de los demandantes sufrió ninguna lesión por reducir a cero la pena y, por lo tanto, carecían de capacidad legal para presentar la demanda.

Continuar leyendo aquí.