En medio de una conferencia de prensa transmitida desde Pittsburgh, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció un megaproyecto de inversión por US$2,25 billones para financiar mejoras de infraestructura vial y de calidad de vida del pueblo norteamericano durante los próximos ocho años, y que recaudará fondos a partir de un ajuste fiscal de 28% sobre el impuesto de la renta de las empresas. De la misma manera, el presidente anunció que el plan tiene como objetivo impulsar la creación de una economía de energía limpia y fomentar la tecnología de bajas emisiones necesaria para limitar el calentamiento global.

Continuar leyendo aquí.