Teniendo en cuenta los cambios en las dinámicas del comercio a nivel mundial que se han registrado antes y durante la pandemia de la covid-19, Colombia ha estado considerando la posibilidad de fortalecerse como un centro de producción comercial para los Estados Unidos.

Esta idea ha estado en el radar del país en medio de la ruptura de las cadenas globales de valor, que hacen referencia a las actividades de las empresas en sus procesos de diseño, producción y mercadeo, distribuidas en diversos territorios del mundo, cuyo funcionamiento se afectó por los cierres y por la guerra comercial que iniciaron EE.UU. y China a finales de 2019.

Continuar leyendo aquí.