«Estados Unidos ha vuelto. La diplomacia está en el centro de nuestra política exterior».

Así es como el nuevo presidente del país, Joe Biden, resumió la línea que seguirá su gobierno en las relaciones de EE.UU. con el mundo.

En su primer gran discurso sobre este asunto, Biden dejó clara la ruptura con su antecesor, Donald Trump, mostrando un tono más duro con Rusia, denunciando las violaciones de derechos humanos en el mundo y al mismo tiempo tendiendo la mano a la cooperación y remarcando su confianza en las agencias de seguridad de su país.

Continuar leyendo aquí.