El Congreso estadounidense aprobó proporcionar un mayor financiamiento para monitorear y hacer cumplir el T-MEC

Estados Unidos dispone de una partida presupuestal de US$240 millones para vigilar y aplicar el Capítulo Laboral del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual entrará en vigor el próximo 1 de julio

El Congreso estadounidense aprobó proporcionar un mayor financiamiento para monitorear y hacer cumplir el T-MEC, así como también proporcionó importantes recursos de desarrollo de capacidades para apoyar la reforma laboral de México.

La partida de los US$240 millones se ejercerá durante cuatro años e incluye US$30 millones para la Representación Comercial de la Casa Blanca (USTR, por su sigla en inglés), con el fin de supervisar y hacer cumplir las obligaciones laborales en el T-MEC.

continuar leyendo aquí